DOMINGO 11 DE JULIO DEL AÑO 2021

UN TRIUNFO QUE SERÁ RECORDADO PARA SIEMPRE

¡ARGENTINA CAMPEÓN DE LA COPA AMERÍCA!

Argentina campeón de la Copa América.jpg

El Combinado Nacional le ganó un encuentro histórico a Brasil en el mítico Estadio "Maracaná" de Río de Janeiro y logró cortar una sequía de veintiocho años sin éxitos. Ángel Di María fue el autor del único gol de la final cuando se jugaban veintiún minutos del primer tiempo que le permitió a la "Albiceleste" celebrar una nueva conquista a nivel continental. Lionel Messi alzó su primer trofeo con la Selección Mayor. El plantel contó con tres jugadores de River Plate (Julián Álvarez, Franco Armani y Gonzalo Montiel) y otros cuatro futbolistas surgidos en nuestro club (Lucas Martínez Quarta, Exequiel Palacios, Germán Pezzella y Guido Rodríguez). Una multitud se congregó en el Obelisco de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y sus alrededores para festejar el título obtenido por el equipo de Lionel Scaloni.

 Ya está. La espera se terminó. Cuando el árbitro uruguayo Esteban Ostojich hizo sonar su silbato para decretar el final del partido las lágrimas comenzaron a brotar de los ojos de un Lionel Messi arrodillado en el campo de juego del mítixo Estadio "Maracaná" hicieron emocionar a un país entero. ARGENTINA celebraba un título después de unos largos veintiocho años. Los tres mil argentinos que asistieron para ver la final no pararon de alentar en ningún momento.

 La empresa no era para nada sencilla. Enfrente estaba Brasil, el anfitrión y el campeón defensor, que atravesaba un presente esplendoroso de la mano de su entrenador "Tite" y que contaba con muchas de sus figuras, entre las cuales se encontraba nada más y nada menos que Neymar Jr. El delantero del París Saint Germain era su carta más temible.

 El clásico no fue vistoso, y prácticamente no hubieron demasiadas situaciones de riesgo en cada uno de los arcos. Pero cuando tuvo que aparecer "Dibu" Martínez, lo hizo con mucha solvencia. El héroe de los penales por las Semifinales ante Colombia intervino para despejar un derechazo de Richarlison y para manotar un remate de Gabriel Barbosa por encima del travesaño. Fueron los únicos instantes en los que el dueño de casa se arrimó con peligro. La voluntad de Neymar fue insuficiente para doblegar a la última línea del conjunto nacional, que siempre se mostró firme y abortó casi la totalidad de los avances serios que propuso el rival. Montiel, "Cuti" Romero, Otamendi y Acuña estuvieron a la altura de las circunstancias en todo momento. Pero la gran estrella de la noche carioca fue sin dudas Rodrigo De Paul. El mediocampista del Udinese -durante el certamen fue transferido al Atlético de Madrid- fue el cerebro del equipo y cada vez que tomó contacto con la pelota tomó decisiones criteriosas y fue sumamente preciso para distribuir juego y darle mucha tranquilidad a sus compañeros para el inicio de las acciones. Un brillante pase suyo desde atrás de la mitad de la cancha derivó en una corrida fabulosa de Ángel Di María, que aprovechando el yerro de Renán Lodi se metió en el área y con una sutileza se la clavó por encima del cuerpo de Ederson para establecer el 1 a 0 a los veintiún minutos del primer tiempo. Con este gol, "Fideo" se ganó un merecido lugar entre los grandes que alguna vez vistieron la celeste y blanca. La otra estocada que metió el ex futbolista de Racing Club fue sobre el epílogo, y podría haber terminado en una obra de arte elaborada por parte de Messi, pero el capitán no pudo tener el control total de la pelota cuando estuvo cara a cara con el portero de la "Verdeamarelha" luego de esa asistencia perfecta que le había proporcionado el talentoso volante.

 A falta de buen fútbol, el coraje, la lucha, el sacrificio, la solidaridad y la templanza fueron los argumentos esgrimidos por los dirigidos por Lionel Scaloni para no ser superados jamás por su adversario. Y, por supuesto, lo tenemos a MESSI, el emblema de esta Selección. El mejor jugador del mundo se expresó en el terreno de juego como en sus mejores tiempos del FC Barcelona, siendo totalmente determinante para que la esperanza y la ilusión de todo un pueblo se transformara en la felicidad que estamos viviendo en estos días con la obtención de la Copa América, esa que no podíamos conseguir desde aquella vez que Gabriel Batistuta le marcase los dos goles a México el 4 de julio de 1993 en Guayaqui, Ecuador. "La Pulga" no fue el más destacado del cotejo definitorio, pero aportó desde lo anímico, esforzándose al máximo para afferarse a la idea de que este título no se nos podía escapar. "Es el momento de dar el golpe" había dicho el rosarino antes de empezar el torneo. Y el cimbronazo que causó esta victoria fue estruendoso. Se le ganó a Brasil y en el mismísimo "Macaraná". El "10" se merecía una alegría de esta magnitud. Y con Diego Maradona como testigo desde el firmamento, la actuación de MESSI fue digna de honrar al mejor "10" de toda la historia del fútbol universal.

 Atrás quedó ese pesado lastre de las siete finales perdidas desde 1995, y las tres últimas con MESSI en cancha. Mucho tuvo que ver Scaloni con esta gesta extraordinaria. Al entrenador no le tembló el pulso para conformar la lista de los jugadores que iban a viajar al país limítrofe, apostó por incluir nombres que no estaban tan considerados y que le dieron una satisfacción plena como es el caso de Emiliano Martínez, de "Cuti" Romero, Giovanni Lo Celso, Exequiel Palacios o Rodrigo De Paul. Leandro Paredes también fue otro de los puntos altos de este quipo, y se perfila para ser el mediocampista central para el Mundial de Qatar 2022. Julián Álvarez, Franco Armani y Gonzalo Montiel fueron los hombres de River Plate escogidos por el DT para este campeonato. Además, hubo otro cuatro que se forman en las Divisiones Menores del Club de Núnez: Lucas Martínez Quarta, Exequiel Palacios, Germán Pezzella, Guido Rodríguez.

 ARGENTINA se consagró campeón de una competencia oficial después de 10.233 días. Ángel DI MARÍA fue el héroe menos pensado para romper el maleficio de las finales perdidas -"Fideo" también le había dado el triunfo a la Selección en la definición de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 contra Nigeria-, y Lionel Andrés MESSI Cuccittini, nuestro mayor profeta futbolístico en tierras ajenas, por fin pudo sacarse la espina y festejar un campeonato con la casaca que más ama. A pesar del contexto que estamos atravesando por la pandemia del COVID-19, una multitud se convocó en el Obelisco y sus alrededores para expresar su alegría por la obtención de una Copa América tan especial como inolvidable.

Messi Copa América.jpg
Messi Festejo.jpg
Messi Neymar post partido.jpg

Lionel Andrés MESSI se convirtió en el jugador con más presencias en la Selección Argentina. Jugó en total unos 151 partidos. A su vez, lleva marcados setenta y seis goles, a tan solo uno de alcanzar a Pelé. El historial entre ARGENTINA y BRASIL, luego de ciento ocho enfrentamientos entre sí, quedó con 41 triunfos para nuestra Selección, 42 para la "Verdeamarelha", y 25 igualdades. Es la primera vez que el "Scratch" pierde un encuentro definitorio en su país por Copa América. Antes había ganado las cinco finales disputadas en su territorio por este certamen (1919, 1922, 1949, 1989, y 2019). La "Albiceleste" volvió a vencer a Brasil como visitante después de más de 23 años (29/04/1998: 1-0, también en el Estadio "Maracaná" con gol de Claudio Javier "Piojo" López). El anfitrión de la Copa Ameríca no perdía desde el 11/09/2019 (1-0 vs. Perú en un amistoso jugado en Los Ángeles, Estados Unidos). Messi y Neymar Jr. que fueron compañeros en el FC Barcelona y son grandes amigos, se fundieron en un abrazo conmovedor tras el clásico y luego conversaron muy animadamente en las escaleras previas a los vestuarios.

Messi Neymar.jpeg
Foto CV.jpg

(*) Por Ramiro MONARCA.