LUNES 3 DE JULIO DEL AÑO 2017.

La última función del último gran ídolo

Fernando Ezequiel Cavenaghi se despidió definitivamente del fútbol en un Estadio "Monumental" colmado por más de 62.000 almas que lo ovacionaron y se emocionaron con la despedida del goleador.

Y finalmente el día llegó. Fernando Cavenaghi le dijo adiós a la práctica profesional del deporte más hermoso del mundo, y lo hizo acompañado por una multitud vestida de rojo y blanco que ocupó cada uno de los rincones del Estadio Antonio Vespucio Liberti. El "Torito" jugó su último partido con la camiseta de River Plate. Es difícil pensar que ya no vamos a poder verlo dentro de un campo de juego vistiendo el manto sagrado, pero sin lugar a dudas, este sábado 1 de julio del año 2017 quedará marcado a fuego en el corazón de todo el pueblo millonario como un recuerdo inolvidable, que se mantendrá para siempre en las retinas y las almas de cada uno de los simpatizantes de River que pudieron observada cada una de las escenas de esta última función de uno de los goleadores más importantes de la historia del club. El partido homenaje fue tan solo una anécdota, que sirvió para que el "Cavegol" pueda compartir el terreno de juego con sus seres queridos y con grandes glorias que han tenido la oportunidad de vestir la camiseta con los colores más lindos del mundo. Enzo Francescoli, Ariel Ortega y Marcelo Gallardo (el gran ovacionado de la noche junto con Fernando) formaron parte de esta maravillosa fiesta que le rindió tributo a un futbolista que siempre acompañó a River Plate en todo momento, sobre todo, cuando el "Millonario" atravesó la etapa más dura de su historia. Cavenaghi volvió para devolver a River a la Primera División, y también colaboró para depositar a la institución nuevamente en los primeros planos deportivos a nivel global. Su último encuentro con la camiseta de "La Banda" fue aquella recordada final de la Copa Libertadores ante Tigres de México, en la que pudo levantar el trofeo más importante del continente. Un cierre de ciclo a lo grande, como lo tiene merecido.

 "Yo de este club no pienso irme nunca más" deslizó el "Cavegol en uno de los momento más emotivos de su despedida. Y no es para menos Fernando. River es tu casa, y es tu lugar en el mundo. Quedate a vivir para siempre.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now