MIÉRCOLES 14 DE MARZO DEL AÑO 2018.
UNA NUEVA CONSAGRACIÓN PARA EL CUADRO DE NÙÑEZ

River Plate Supercampeón

River Plate planteó un buen partido frente a Boca en Mendoza, fue inteligente para defender el resultado, y se quedó con el Superclásico, lo que significó un campeonato más para el "Millonario" bajo la conducción del "Muñeco". Gonzalo Martínez marcó el primer tanto del encuentro de penal en el primer tiempo, e Ignacio Scocco sentenció el encuentro promediando la segunda parte. Es la tercera vez consecutiva que "La Banda" se impone sobre su archirrival en llaves de eliminación directa. En cada una de ellas, los de Núñez se quedaron con el título.

Todo el pueblo riverplatense necesitaba esta alegría. Con un pasar irregular en el plano local, en el cual el "Millonario" deambula en la mitad de la tabla de la Superliga, River se pudo dar el enorme gusto de vencer a Boca en la final de la Supercopa Argentina, y le propinó un golpe durísimo al conjunto de Guillermo Barros Schelotto.

Luego de tantas especulaciones y de todo lo que se había hablado durante la semana previa, cuando comenzó a rodar la pelota en el Estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, todas las conjeturas quedaron al margen. Gallardo había dispuesto un cambio de último momento la incluir a Javier Pinola por Martínez Quarta en la línea defensiva. El ex zaguero de Rosario Central mostró firmeza en el fondo durante el transcurso de los noventa minutos, y fue uno de los pilares del éxito del "Millonario" en la tierra del sol y del buen vino.

Ninguno de los dos equipos pudo establecer un predominio definido en los primeros minutos del partido. Por el lado del "Xeneize", tanto Pavón como Tévez y Cardona no lograron desequilibrar en los metros finales, y en la vereda de River, Rodrigo Mora junto con Lucas Pratto no tuvieron sintonía en los metros finales para llevar peligro al arco contrario. De todas formas, el uruguayo tuvo un buen desempeño, y trató de asociarse con sus compañeros, generando buenas combinaciones con los volantes.

Cuando no pasaba mucho, llegó una jugada por el lado izquierdo de la defensa de Boca que derivó en un tonto penal cometido por Cardona sobre "Nacho" Fernández (serían los mismos protagonistas involucrados del segundo gol). Patricio Loustau no dudó en cobrar falta dentro del área, y el "Pity" Martínez se hizo cargo de la situación, definiendo suave de zurda al palo derecho de Agustín Rossi, que había elegido el otro lado, y de esta manera el "Millo" se colocaba 1 a 0 a los 18 minutos de la etapa inicial.

Boca acusó el golpe, e intentó adelantarse en el campo de juego, pero nunca pudo encontrarle la vuelta para torcer el destino del clásico. River supo ser paciente, y se propuso aprovechar los espacios que dejaba su contricante para tratar de apostar al contraataque. Aún así, el elenco conducido por el "Muñeco" Gallardo tuvo más procentaje de posesión de pelota, y se hizo fuerte a través de la tenencia del esférico.

 El cuadro dirigido por el "Mellizo" estuvo cerca de llegar a la igualdad en los primeros instantes de la segunda mitad. En ese momento se agigantó la figura de Franco Armani. El ex guardameta de Atlético Nacional intervino de gran manera ante un cabezazo muy complicado de Cristian Pavón, que alcanzó a manotear, y la redonda dio en el travesaño. Minutos después, respondió de manera brillante ante un cabezazo a quemarropa de Paolo Goltz. El arquero de River luego tuvo que salir a cortar un avance fuera del área, y salvó lo que era una acción clara de gol, ya que Pavón se hubiese ido solo de cara al gol. Promediando la etapa complementaria, llegaría una doble tapada en la misma jugada sensacional, primero ante el colombiano Frank Fabra y después ante el uruguayo Nahitán Nández. De esa acción que derivó en córner para Boca, Ignacio Fernández capturó el rebote fuera de su propio área por el costado derecho, corrió más de ochenta metros con pelota dominada perseguido por Edwin Cardona, que llamativamente soltó la marca en los metros finales. "Nacho" tocó para Gonzalo Martínez, que dentró del área metió un gran enganche ante su marcador, y metió un buscapié al centro del área que encontró a Ignacio Scocco (ingresó al terreno de juego en el segundo tiempo por Lucas Pratto, que volvió a dejar en claro durante la noche mendocina que no está en su mejor versión), que conectó la pelota con su botín derecho para estampar el 2 a 0 y sentenciar la historia, lo que hizo delirar a toda la tribuna "millonaria". El Malvinas Argentinas se vistió de rojo y blanco para desatar una fiesta interminable.

Con esta conquista, es el octavo título oficial que consigue el Club Atlético River Plate desde que Marcelo Gallardo se convirtió en el entrenador del primer equipo allá por el mes de junio del año 2014 (cinco internacionales y tres nacionales). Con "Napoleón" como guía, la entidad de Núñez se quedó con la Copa Sudamericana 2014 (en donde eliminó al "Xeneize" en Semifinales), la Recopa Sudamericana 2015, Copa Libertadores 2015 (dejó afuera a los de La Ribera en Octavos de Final), la Copa Suruga Bank, la Recopa Sudamericana 2016, la Copa Argentina 2016, Copa Argentina 2017, y esta Supercopa Argentina 2018, en la que volvió a dejar con las manos vacías a los "primos". Como alguien dijera alguna vez: "TODO VOLVIÓ A LA NORMALIDAD".

GALLARDO: "Fue una estrategia jugar mal estos dos meses"

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now