LUNES 2 DE SEPTIEMBRE DEL AÑO 2019

LOS DOS EQUIPOS MÁS IMPORTANTES DEL PAÍS OFRECIERON UN OPACO EMPATE EN EL "MONUMENTAL"

River no le encontró la vuelta al planteo de Alfaro y no pudo quebrar a Boca en Núñez

El dueño de casa fue el que siempre tuvo la iniciativa, pero no tuvo la eficacia necesaria para resolver el partido. Boca mostró una faceta plenamente defensiva, y consiguió el punto que vino a buscar al "Monumental", que se vistió de fiesta para recibir el Superclásico luego de que ambos equipos se enfrentasen tras la final de la Copa Conmebol Libertadores que River ganó en Madrid. Dentro de un mes, habrá nuevos cruces entre sí, pero en esta ocasión serán por las Semifinales de la Copa Conmebol Libertadores. Hace casi nueve años que le "Millonario" no logra imponerse sobre su máximo rival como local por torneos locales. La última vez fue el 16 de noviembre del año 2010: 1-0.

Después de doscientos sesenta y séis días, volvían a estar cara. Desde aquél 9 de diciembre del 2018, fecha en la que todos los riverplatenses disfrutamos de la obtención del título más importante de toda la historia para el Club al ganarle la Copa Conmebol Libertadores al máximo rival en el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid, que no se habían vuelto a cruzar. La Quinta Fecha de la Superliga 2019/2020 fue el marco para volver a ver otro Superclásico.

Ambos llegaban entonados para este enfrentamiento debido a sus clasificaciones a las Semfinales de la Copa Conmebol Libertadores: Boca Juniors había dejado en el camino a Liga Deportiva Universitaria de Quito, y River hizo lo propio con Cerro Porteño de Paraguay, lo que posibilitó que haya duelo entre sí por las instancias de Semifinales del certamen más importante del continente a nivel de clubes, algo que sucedió también en el 2004.

Para este encuentro, River no contaba con Leonardo Ponzio (lesionado y afrontando un juicio actualmente en España por un supuesto arreglo de partidos cuando formaba parte del plantel del Zaragoza) ni con Javier Pinola, que había visto la tarjeta roja contra Talleres de Córdoba.

Desde el inicio al final, fue el dueño de casa quien manejó los ritmos del partido, proponiendo siempre ser agresivo e ir constantemente al ataque. Montiel y Casco treparon mucho por los laterales, y estuvieron más abocados a la función ofensiva que a la defensiva. El "Muñeco" había elegido a Lucas Pratto para que desde el arranque sea el compañero de Rafael Borré en la delantera. ¿Boca? Dos líneas de cuatro bien definidos, con De Rossi y Capaldo como volante de contención bien cerrados en el mediocampo, y Franco Soldano y Jan Hurtado muy solos adelante.

Los dos carecieron de ideas definidas al momento de tratar de cerrar las jugadas, pero fue el equipo de Napoleón el que estuvo más cerca de quedarse con algo más que un punto. Los dirigidos por Gustavo Alfaro se replegaron demasiado en su campo, y esperaron a que surgiera una oportunidad de generar una acción de contraataque. Por su parte, River no tuvo eficacia para resolver las pocas opciones claras que logró acumular a lo largo de los noventa minutos. Borré se mostró errático a la hora de definir, y Pratto no contó con muchas chances de marcar. El arquero Esteban Andrada se mostró muy firma cuando le tocó intervenir. Franco Armani pasó una tarde muy tranquila, ya que intervino pocas veces, en primer lugar, por el gran rendimiento que ofrecieron el chileno Paulo Díaz y Lucas Martínez Quarta en la zaga central, que anularon cada uno de los escasos avances que tuvo Boca, y solamente entró en acción ante alguna jugada aislada del cuadro visitante, como por ejemplo, el tiro libre ejecutado por Carlos Tévez a los ¡¡¡87 MINUTOS!!!, en lo que fue la jugada más concretar de convertir que tuvo el "Xeneize".

River, a pesar del buen manejo de la pelota que brindaron tanto Exequiel Palacios como Ignacio Fernández, no consiguió de ninguna manera romper el cerrojo defensivo que plantó Boca en todas sus líneas, y el Superclásico terminó en un 0 a 0 realmente muy pobre, que lo dejó mejor parado al conjunto de La Ribera.

El próximo objetivo será Huracán por la Superliga, pero todas las miradas ya se empiezan a depositar en lo que sucederá el mes de septiembre, cuando los dos vuelvan a medirse por las Semifinales de la Copa Libertadores.

M. Gallardo: "Siempre intentamos. No tenemos nada que reprocharnos"

Marcelo Gallardo habló en conferencia de prensa luego del final de una nueva edición del Superclásico del fútbol argentino por torneos locales. "Nosotros no vamos a negociar el protagonismo. Si bien nos faltó contundencia, más poder de juego en los últimos metros, quizás también se debe a que nos faltó un día más de recuperación para llegar bien al partido. Con un día menos de recuperación, tengo que valorar las intenciones nuestras. No pudimos resolverlo en el marcador. En el juego, no tenemos nada que reprocharnos. Siempre intentamos, es la búsqueda nuestra. No puedo dejar de valorar eso, a mí no me sirve hablar de los planteos rivales. Nosotros tenemos que tener las herramientas para poder sorprenderlos ante un buen planteo defensivo. Si hacíamos un gol, tal vez las cosas hubiesen sido diferentes. Nos faltó frescura para los últimos metros", comenzó declarando el Director Técnico de River Plate.

 El entrenador del "Más Grande" dejó en claro por qué razón los rivales le juegan a su equipo de la manera que lo hizo Boca en el Estadio "Monumental": "Por respeto. No solamente Boca, todos los rivales nos tienen respeto. Vamos a tener que hacer un mérito mayor para ganar este partido. Vamos a llegar mejor, con más frescura. Veremos cómo llegan los que se van con sus selecciones. Cuando nos juegan de igual a igual, se da lo que pasó con Racing. Ante eso, vienen a jugar como pasó hoy. Pero eso se gana por el respeto".

Por último, el "Muñe" se expresó con respecto al resultado del partido: "Me deja un sabor amargo porque claramente se veía un equipo superior en el juego. Esa es la sensación agridulce, de no poder ser superior en el marcador".

Gallardo.jpg
River 0 Boca 0.png
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now