DOMINGO 5 DE NOVIEMBRE DEL AÑO 2017.

"LA BANDA" QUEDÓ A DOCE UNIDADES DE DISTANCIA DEL "XENEIZE"

River Plate no pudo SUPERar su mal momento y Boca Juniors lo aprovechó

El elenco de Gallardo mostró una leve superioridad sobre su rival, pero no logró plasmarlo en el marcador, mientras que el conjunto de los Barros Schelotto fue preciso en los momentos oportunos y se quedó con el Superclásico. Boca ganó porque fue efectivo. La roja de Ignacio Fernández condicionó los planes del entrenador, que a pesar de contar con un hombre menos el equipo siempre intentó atacar ante una reacción cautelosa del visitante. Edwin Cardona y Naitán Nández convirtieron los tantos del "Xeneize", y Leonardo Ponzio había establecido la igualdad transitoria. Ahora habrá que reponerse y pensar en el cruce del próximo fin de semana en Mendoza ante el Deportivo Morón por las Semifinales de la Copa TOTAL Argentina.

El Superclásico llegaba en un momento clave para River por lo sucedido ante Lanús por la Copa Libertadores de América, certamen del que el "Millonario" quedó eliminado de la manera muy polémica. Este partido representaba muchísimo para los jugadores y para el cuerpo técnico, más allá de que enfrentarse al rival de toda la vida siempre es sumamente estimulante, también una victoria ante Boca Juniors podría revitalizar el ánimo para encarar el último bimestre del año de una forma un poco más relajada. Pero el cuadro "azul y oro" le propinó un duro golpe a los dirigidos por el "Muñeco", y "La Banda" cerró así la peor semana deportiva desde que Marcelo Gallardo asumió la dirección técnica a mediados del año 2014 (0-4 vs. Talleres en Córdoba; 2-4 vs. Lanús y eliminación de la Copa Libertadores en Semifinales; y este 1-2 frente a Boca Juniors en el Estadio "Monumental").

Analizando el encuentro en sí, en líneas generales, River fue un poco más que Boca durante los noventa minutos, y eso también es lo que da un poco más de bronca. El conjunto visitante se paró muy cerca de su arco, y solamente pudo aproximarse a la portería defendida por Germán Lux a través de remates aislados de Cardona y de Pavón, bien resueltos por el guardameta de "La Banda". El "Millonario" fue el que se apoderó del manejo de la pelota, pero le costó ser punzante en los metros finales. Scocco tuvo la chance más concreta de marcar, pero remate bastante débil y el arquero Rossi controló sin problemas. El partido era parejo, hasta que a los 38 minutos Ignacio Fernández le aplicó un planchazo descalificados a Cardona al bórde del área grande, y Pitana lo expulsó. Esta jugada sería determinante, ya que de esa infracción llegaría el golazo de tiro libre del colombiano Cardona, que con un derechazo violento la colgó en el ángulo del palo del arquero para que Boca se quedase con la primera gran emoción del Superclásico.

A pesar de contar con un hombre menos, el cuadro de Núñez tomó la iniciativa, y siempre se decidió a buscar el arco de enfrente. Gallardo había incluido al charrúa Nicolás De La Cruz (que fue padre hace pocos días) para intentar tener un juego mucho más vertical en los metros finales. El equipo del "Mellizo" se replegó aún más en el terreno de juego, y espero a tener la posibilidad de concretar alguna acción por intermedio del contraataque. Scocco tuvo la chance de convertir una vez iniciada la etapa complementaria, pero Rossi respondió muy bien ante el derechazo del goleador santafesino. River insistió constantemente con el propósito de conseguir la igualdad, y descuidó el fondo. Boca tuvo varias jugadas aisladas en la que pudo haber sentenciado el encuentro, pero Enzo Pérez y Pinola se encargaron de desactivar el peligro cuando se sentía el olfato de otro gol del "Xeneize". El partido volvió a tener un momento crucial cuando Néstor Pitana decidió mostrarle la tarjeta roja a Cardona por un supuesto codazo sobre Enzo Pérez. Error del árbitro. Cuando iban 23 minutos, Leonardo Ponzio iba a tener su premio personal al clavar un golazo desde 35 metros que se incrustó junto al palo derecho del arquero Rossi que hizo estallar a todo el "Monumental". El capitán de River fue la figura de River, imponiendo su presencia en el mediocampo y llevando al equipo hacia adelante.

Cuando parecía que River se podía llevar por delante a su rival, y encima con el detalle de que se encontraba en igualdad numérica. Pablo Pérez le puso un pase bárbaro al uruguayo Naitán Nández que entraba solo por el costado izquierdo de la defensa del local, y de primera sacó un disparo de derecha que batió la endeble resistencia de Lux. Transcurrían 27 minutos del segundo tiempo. Una desatención defensiva le costó el encuentro al "Millo". Casco volvió a tener un rendimiento flojísimo, y por su sector llegó el gol del triunfo para el "Xeneize". También hubo complicidad de Lux, que podría haber hecho algo más para tratar de neutralizar el remate del ex volante de Peñarol.

Nuevamente en desventaja, el "Millonario" se volcó decididamente en ataque, y buscó de todas maneras llegar al empate. Cerca del epílogo, llegó una nueva jugada polémica. Carlos Auzqui alcanzó a conectar una pelota sobre la línea de fondo, y tiró el centro atrás, Scocco la agarró de primera y la envió al fondo del arco, pero a instancia del línea, Pitana indicó que el esférico había salido por completo del límite del campo de juego, cuando no fue así. Otro grave error de la máxima autoridad del clásico. Pudo haber sido el 2 a 2, pero esto lamentablemente no ocurrió.

Boca aprovechó las máximas las chances claras que pudo generar en el arco contrario, y no perdonó. El elenco de los Barros Schelotto procuró defenderse durante casi todo el trámite del encuentro, y la ecuación le resultó exitosa. River hizo todo el gasto para quedarse con los tres puntos, pero terminó quedándose sin nada., y por esto las más de 62.000 almas que colmaron desde temprano el Estadio Antonio Vespucio Liberti se fueron con bronca y desilusionados.

Ahora hay que tratar de reponerse lo más pronto posible de esta caída para afrontar el compromiso del próximo domingo 12 de noviembre a partir de las 17.00 horas ante el Deportivo Morón por las Semifinales de la Copa TOTAL Argentina, choque que se llevará a cabo en el Estadio "Malvinas Argentinas" de la ciudad de Mendoza. En vos confiamos siempre "Muñeco". Habrá que ver si estos acontecimientos terminarán influyendo en la decisión que tome el entrenador "millonario" luego de que finalice su contrato el 31 de diciembre de este año. Ojalá decida quedarse...

Gallardo: "Ahora hay que pensar en reponerse. Lo único que nos queda es ganar la Copa Argentina"

Esto dijo Marcelo Gallardo una vez consumada la derrota de River frente a Boca en el Estadio "Monumental": "Desde las respuestas anímicas no tengo ningún reproche, los jugadores respondieron. Hicieron el esfuerzo mismo en la adversidad, cuando sufrimos la expulsión de Fernández y en el gol de Boca. Podríamos habernos derrumbado tranquilamente. Tenés un jugador menos, te hacen un gol, comenzás a jugar con 10, venís de una derrota en Copa Libertadores. Podés derrumbarte, pero no lo hicimos. Ahora hay que pensar en reponerse. Lo único que nos queda es ganar la Copa Argentina, por más que suene a consuelo, pero es otra de las Copas que estamos jugando. Si la ganamos es un título más y si la perdemos es porque estamos en competencia. Hemos perdido porque hemos jugado, es así de simple. ¿Por qué perdimos? Porque jugamos. Llegamos a una semifinal de Copa Libertadores y la perdimos porque jugamos. Hay otros que no están jugando Copa y se conforman con el campeonato, y está bien que así sea. Hubiese sido peor no haber jugado esta Copa Libertadores".

El entrenador "Millonario" también hizo referencia al entredicho que tuvo con el árbitro del partido, el misionero Néstor Pitana: "Nunca más le digas 'pendejo' a un jugador. Le dijiste 'pendejo' a Montiel, no le faltes el respeto", le recriminó el "Muñeco", a lo que Pitana, lejos de negarlo, lo respondió: "Después te voy a contar por qué".

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now